Historia de vida Hemofilia: Julio Cedeño

Fundovida es la cuna de historias de valentía y esperanza de quienes desafían la hemofilia día a día. Una de estas historias inició hace más de 30 años, en el Hospital Universitario del Caribe. Allí, fue diagnosticado Julio Cedeño cuando apenas cumplía un año: «me veían las hemartrosis en el cuerpo, mucho verde y mucho sangrado, y yo lloraba mucho», contó Julio.

La hemofilia es un trastorno genético de coagulación que puede causar hemorragias continuas, tanto espontáneas o traumáticas. Esta alteración se debe a disminución en las proteínas encargadas de la coagulación, también llamados factores de coagulación de la sangre, que ayudan a detener la hemorragia.

En Fundovida, ofrecemos un tratamiento muy efectivo: se aplica por vía intravenosa el factor de coagulación ausente y/o disminuido, al torrente sanguíneo; El sangrado se detiene cuando una cantidad suficiente de factor de coagulación que ayuda a la formación del tapón de coagulación en el sitio de sangrando. El tratamiento profiláctico y oportuno le ayudará a disminuir dolor y daño en las articulaciones, músculos y demás órganos. Si el sangrado es tratado efectivamente, se necesitará una menor cantidad del factor coagulante para detener la hemorragia.

Este factor hace parte del tratamiento que le ofreció Fundovida a Julio; «Gracias a Fundovida por llegar a mi vida con el factor, y permitirme vivir una vida normal como cualquier persona normal».

La historia de Julio nos inspira. Por ello, desde Fundovida seguiremos comprometidos con mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes con hemofilia, brindándole las garantías necesarias y el apoyo psicosocial que requieren.

wpChatIcon
Ir al contenido